Interiorismo

Resaca de arte en ARCO

image1

Madrid vive su semana post-ARCO. La revolución que se produce a raíz de la ya tradicional feria de arte, aún tiene en la capital sus últimos fogonazos en forma de eventos y muestras. Parece que este año ha sido bueno a decir de la mayor parte de los galeristas españoles y latinoamericanos, que han nutrido colecciones públicas y privadas a lo largo de todo el mundo.

Son 35 años los que celebra ya ARCO, entrando en una sobria madurez tras esa crisis de los treinta que la han hecho más conservadora y segura. Gracias a la crisis el riesgo se ha quedado como un recuerdo de borrachera. Esta edición transmite más armonía, sin chirridos discordantes, sin extravagancias (o sin demasiadas). Pintura de toda clase, con clara dominancia de la de medio formato, escultura en buena cantidad y calidad, y tal vez menos fotografía que en anteriores ediciones.

Destacable como siempre y dentro de los espacios que se crean específicamente para la feria, la imaginativa sala VIP, de Izaskun Chinchilla, y que se convierte como cada año en la zona perfecta donde cerrar la compra de una obra adquirida en alguna de las múltiples galerías que se dan cita en ARCO. Una maravilla efímera que sin duda dará que hablar por su originalidad y su ecléctico concepto.

espejomanosciervo

El aniversario ha estado salpicado de ecos pasados. Ya es mucha historia y le acaba de salir una hermana pequeña, ARCO Lisboa, que se espera que abra su primera edición en primavera, haciendo de ARCO una feria que se amplía y crece internacionalmente a lo Art Basel, demostrando su madurez y solidez. La cantidad de visitantes también hace de ARCO una de las diez ferias más importantes del mundo, con 150.000 personas disfrutando de lo mejor y más creativo que nos abruma cada febrero desde la capital española.

 

El cumpleaños mejor celebrado para la feria de arte que ha cambiado

 la visión de Madrid y los madrileños sobre el arte moderno.

¡Felicidades ARCO!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply