Musica

Regresos musicales que nos trae el mes de mayo

bird3

El mes de mayo está siendo un mes muy fructífero en lo que a estrenos musicales se refiere y, más concretamente, los de esos artistas que llevaban tiempo desaparecidos e irrumpen nuevamente en escena. Muchas veces estos regresos resultan polémicos, ya no sólo por esas estrategias locas de lanzamiento a las que muchos se están apuntando, sino porque hay ganas, se genera mucho hype y las expectativas son altas para que al final, el material resulte decepcionante. Muchas veces la clave está en olvidarse de todo ese ruido y pararse a analizar la música, dejar que repose y luego poder decidir si ese artista del que esperábamos nuevo trabajo ha hecho algo que da absolutamente igual, si es algo aceptable o si trascenderá en su carrera. Muchas veces (o siempre) es simplemente cuestión de gustos.

Pasamos a presentaros algunas de las novedades y regresos más significativos de los últimos días para que juzguéis vosotros mismos.

Justin Timberlake – Can’t Stop The Feeling.

Timberlake reaparece con esta canción para la banda sonora de “Trolls”, el nuevo largometraje de animación de los estudios Dreamworks.  La verdad es que independientemente del destino final de la canción (acabe o no en su próximo álbum de estudio),  a nivel musical no es el regreso que muchos esperábamos del bueno de Justin. Se trata de un número buenrollista pero soso e inocentón que parece querer convertirse en el nuevo “Happy”, pero al que le faltan unos cuantos hervores para acabar de resultar convincente. El tema está producido por Max Martin, a quien hemos visto mucho más afinado en sus trabajos recientes para The Weeknd o Ellie Goulding.

Aún así han decidido apostar fuerte por “Can’t Stop The Feeling” y la campaña promocional llevará a Justin Timberlake a presentarlo en directo en la gala de Eurovisión. Es la primera vez que un artista de la talla del norteamericano actúa en el festival, pero teniendo en cuenta que el productor sueco es también coautor, el asunto cobra más sentido. 

 

Radiohead – Burn The Witch.

Tras una estrategia de marketing de esas que ya empiezan a resultar cansinas, Radiohead estrenaba la semana pasada el videoclip para el primer adelanto de su disco, “A Moon Shaped Pool”, que saldría sólo cuatro días después. Se puede decir que este tema no va a ser uno de los clásicos del catálogo de Radiohead, pero conquista con esas cuerdas rotundas e imponentes que van in crescendo sobre una base electrónica. Si a esto le sumamos su precioso vídeo en stop-motion podemos decir que la cosa, al menos, promete.

También podéis echar un ojo al otro single promocional, “Daydreaming”, y su vídeo dirigido por el cineasta Paul Thomas Anderson.

 

Alicia Keys – In Common.

Siempre he tenido la sensación de que la neoyorquina no ha acertado a publicar un disco realmente redondo, decisivo o clave para su carrera… Parece que le falta su propio “Ray Of Light”, su “The Miseducation of Lauryn Hill” o su “Beyoncé”. Pero quién sabe, eso podría cambiar. Lo que es cierto es que “In Common” resulta un lavado de cara (en lo musical y en esa portada en la que se muestra sin maquillaje) y también un soplo de aire fresco en la discografía de la artista. Pasándose al dancehall y aproximándose así a artistas más actuales como Drake, nos encontramos con una Alicia más vigente, a la par que elegante y atrevida. Ha acertado con este single, por lo que ahora toca esperar para comprobar si ha tenido el mismo tino con el conjunto del próximo LP.

 

Red Hot Chili Peppers – Dark Necessities.

Sorprendente vuelta de tuerca para este regreso inesperado. Los californianos publican esta canción en la que aunque se nota bastante la presencia de Danger Mouse como productor musical, reconocemos inmediatamente a los Red Hot de siempre en ese punto funk y en unas estrofas que incluso juraríamos haber escuchado antes en otras de sus canciones. No está mal pero puede que para muchos sea un “quiero y no puedo” que resulta repetitivo o monótono.

 

James Blake – Radio Silence.

Tras las inesperadas y notables aportaciones al nuevo disco de Beyoncé, no es de extrañar que James Blake haya decidido aprovechar el tirón para publicar por sorpresa un disco que, de todos modos, ya tenía terminado antes de que supiéramos de “Lemonade . No le hacía falta el escaparate, porque ya había mucha expectación acerca del tercer disco del “neocrooner”. Como muestra de las canciones que componen “The Colour In Anything” (que ya se puede escuchar aquí)  elegimos “Radio Silence”, tema que lleva el sello inconfundible de Blake con una base de piano que se abre paso entre muros electrónicos y loops e intervenciones vocales que vienen a demostrar nuevamente su maravillosa voz y su talento.

 

Michael Kiwanuka – Love & Hate.

A pesar de ser el menos conocido de esta recopilación de “comebacks”, queremos recomendaros encarecidamente a Michael Kiwanuka.

Ganó el BBC Sound of 2012 y tras la publicación de su disco “Home Again” ese mismo año, no habíamos vuelto a saber nada de él. Blues, folk y soul ya se dejaban ver en aquel largo que pasó bastante inadvertido, a pesar de ser muy recomendable. Tras avanzar “Black Man In A White World”, ha presentado el que será el corte titular del próximo disco, “Love & Hate”, que se publicará el 27 de mayo. El tema está apoyado por unos coros presentes en los siete minutos de canción y la convierten, además, en un clásico con regusto nostálgico pero sobre todo, bello.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply