Interiorismo

Cuando los polos opuestos se atraen

Blanco y negro, norte y sur, París y Nueva York, Gilles y Boissier o ¿por qué quedarse con uno si puedes tenerlos a los dos?

Patrick Gilles y Dorothée Boissier son polos opuestos que se atraen. Conocidos por sus discrepancias a la hora de afrontar un nuevo proyecto, estos diseñadores son cuanto menos creativos y enamorados del diseño de interiores. Es el desacuerdo entre ellos lo que los hace más potente, asegura la pareja en la vida y en el trabajo.

Cada uno tiene su propio estilo y su manera de ver las cosas, y en este caso, son completamente opuestos, que al juntarse crean una explosión de buenas ideas que se complementan para llenar un espacio. Patrick Gilles es más de líneas rectas y puras con pasión por la madera fina y con gusto, mientras que Dorothée es más hábil para los espacios, colores y el flujo natural de la elegancia intuitiva. Pero sin duda es la mezcla de ambos polos lo que les ha llevado al éxito profesionalmente.

Desde 2004, Gilles y Boissier han diseñado multitud de proyectos para hoteles, tiendas de lujo, restaurantes y residencias. Y en estos momentos, la pareja se encuentra trabajando en el interior del Hotel Four Season en México y el Mandarín Oriental en Marrakech. Pero para abrir boca, hoy en OBLICUO te mostramos el espectacular Apartamento 52m en París.

appartement 52 m paris 20093appartement 52 m paris 20091appartement 52 m paris 2009Screen-Shot-2015-12-22-at-9.42.18-PMGilles y BoissierTodo un cóctel de elegancia y creatividad que Patrick y Dorothée sirven a sus clientes con toques de artistas de la talla de François Houtin, Cyprien Chabert o Alix Waline, a los que les dan carta blanca para que se vuelvan locos de inspiración a la hora de crear un mural o un dibujo intrincado en un espacio.

Sin duda alguna, esta es una de las pocas ocasiones en las que discutir lleva al reconocimiento internacional.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply