Musica

Canciones de temporada

fruta

La época estival ha sido desde siempre uno de los momentos más propicios del año para la publicación de canciones ad hoc, de una música de temporada que tiene todo el sentido si consumimos al sol y con la mente liberada de preocupaciones cotidianas. Música que, en definitiva, tiene como objetivo el paliar los calores propios de esta estación, a base de ritmos desenfadados y pegajosos, desde el chiringuito de turno o en locales nocturnos.

Y luego está la elección de la canción del verano, así como el cuestionable prestigio de ostentar dicho título. No han sido pocas las ocasiones en las que las canciones veraniegas han sido duramente criticadas o, como mínimo, consideradas placeres culpables por entregarse sin prejuicios a la moda del momento, a la letra fácil (en ocasiones absurda) o a la melodía simplona. Pero nosotros no vamos a entrar al trapo porque, que tire la primera piedra quien no se haya rendido alguna vez a la mayonesa o la barbacoa. Consideramos que hay canciones a montones, y que cada una tiene su momento… Hay ocasiones en las que el único objetivo es la diversión y el despendole.

Aún así, no hay que olvidar que muchas veces sólo unas pocas de estas canciones son las que pasan la criba comercial y llegan a nuestros oídos por la reiteración de la radio fórmula o esos (casi desaparecidos) recopilatorios de éxitos hechos a medida por la discográfica de turno. También pensamos que por muy disfrutables que sean algunas de las canciones de verano, mucho mejor si además son buenos temas que trascienden a las estaciones.

Por eso desde oblicuo os proponemos canciones de temporada que son sabrosas, refrescantes y además, de calidad.  Música que opte a ser la banda sonora de un verano que acaba de comenzar y también música que nos encanta, independientemente de que nos inspire “arena y sol, el mar azul, contigo yo, conmigo tú”. Estas son las candidatas que os proponemos:

– Final Song

No hay duda de que la reina del verano pasado fue “Lean On” y que su sombra se alargó más allá de los calores, para influir en muchas producciones posteriores. Ya sabemos que incluso algunos no tuvieron reparo alguno en fusilar la fórmula (saludos a Desigual). Major Lazer cocinaron el hit y la danesa MØ fue la encargada de ponerle voz. Tras la publicación de un estupendo álbum en 2014, ahora regresa con “Final Song”, tema producido por MNEK en el que se entrega nuevamente a los ritmos tropicales y que baja estupendamente con un cocktail rico, en un chiringuito, mientras ya se va poniendo el sol.

 

Beck – Wow

Beck hace lo que quiere y la retahíla de estilos que ha puesto en práctica en los doce álbumes que componen su discografía, no es escasa. Tras pasar por el folk en su hasta ahora último disco, “Morning Phase”, sorprende publicando un nuevo tema en el que tira por el extremo opuesto de lo electrónico con toques africanos y puntos psicodélicos. La canción es de hecho un poco “viaje”, pero es que en el verano hay momento para todo, ¿No?.

 

Ariana Grande – Into You

Ya os dijimos que Ariana estaba en proceso de metamorfosis, pasando de ligeramente niñata a mujer (un poco) peligrosa. El disco publicado hace unas semanas ha confirmado que la Grande se quiere tomar más en serio y no sólo dar en la diana comercial, apuntando hacia la tendencia musical del momento. En “Dangerous Woman” consigue un trabajo más personal y aunque no tan inmediato, con más temas destacables que en ningún LP anterior. Uno de ellos es “Into You”, que vendría a ser una muestra perfecta de la transición musical de niña a mujer. Subida de tono para cualquier noche de verano o de cuando sea, en cualquier pista de baile.

 

Alex Anwandter – Siempre Es Viernes en Mi Corazón

A falta de nuevo material de compatriotas como Javiera Mena, Gepe, Dënver o Fakuta para este verano, el chileno ha estrenado álbum en 2016 con este tema disco que viene a ser  una muestra más de la envidiable forma del pop chileno. El toque latino para un año en el que, por el momento, no tiene mucha competencia si nos ponemos un poco exigentes y vamos más allá de “bicicletas”. Bailable y con mensaje, es la canción de noche de verano para los que no tienen verano y quieren aligerar el peso de la indignación con lo que nos rodea.

 

Sia ft. Sean Paul  – Cheap Thrills

No sabemos hasta qué punto el sello personal de Sia podrá resistir al paso del tiempo, pero podemos afirmar que tiene talento como compositora y un poderoso dominio de la parte interpretativa. De las sombras de la composición para otros, salió a la luz colgada del “Chandelier” y demostró que se valía muy bien por sí misma. Pero el siguiente disco llegó y aunque en su planteamiento parecía muy interesante, ahora nos hacemos una idea de por qué eran descartes de trabajos para otros artistas. Aún así, “Cheap Thrills” se salva de la quema porque Sia consigue mezclar perfectamente su característico pop-himno con una especie de base regetoniana que acaba por prenderte hasta que acaba y vuelves a repetir.

 

Jessy Lanza – It Means I Love You

“It Means I Love You” es la canción que esta misma semana debería sonar en cualquier fiesta nocturna y playera de San Juan. No se me ocurre mejor escenario que ése para dejarse llevar por los ritmos hipnóticos y casi brujos del tema de Jessy Lanza. Es difícil resistirse a la base instrumental y a la parte en la que ésta toma el protagonismo absoluto junto a los samples vocales de la propia Lanza, para llevarte progresivamente a un subidón memorable.   

 

Drake – One Dance

Después del rap, el r&b y el pop, era bastante inesperada esta otra cara de Drake, la sabrosona, que empezó con “Hotline Bling” y que en su reciente nuevo disco ha explotado en otros temas como “Too Good”, en el que vuelve a colaborar con Rihanna. Lo cierto es que la química que hay entre los dos es imbatible y vuelven a firmar un dueto sexy y pegadizo (y menos tontuno que “Work”), pero nos quedamos con este otro tema incluido en “Views” para nuestra playlist estival. En “One Dance”, Drake vuelve a dar protagonismo a los ritmos jamaicanos como el dancehall y el dembow, y su voz se sigue adaptando como un guante a lo que le echen, mostrando una versatilidad que ya quisieran otros compañeros.

 

Azealia Banks – The Big Big Beat

Esta muchacha no para de meterse en jardines y cada vez que abre la boca o escribe algún tweet, sube el pan. Ya no sabemos qué pensar sobre sus polémicas declaraciones, ni cuál es el objetivo real detrás de las mismas, pero separando al artista de sus opiniones, Azealia sigue entregando pepinazos como éste, incluido en la mixtape “Slay-Z” que regalaba hace unos meses. No hay, en la actualidad, una intérprete que nos convenza más a la hora de rapear sobre bases house y, a la vez, clavar con su voz melódica esos estribillos pegadizos y noventeros.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply