Moda

Balenciaga, Margiela y Givenchy a juicio

_AG14663

Toca visitar París. Donde los sueños se hacen realidad en cuestión de moda. Y es que John Galliano ha vuelto a conquistarnos en una semana de la moda marcada por las idas y venidas de diseñadores y la ausencia de directores creativos en otras. Periodo de transición, neutralidad, colecciones modestas, pero con aprobado. Hoy te traemos lo mejor de tres grandes casas parisinas:

BALENCIAGA

El color: El negro. Es uno de los colores emblema de la casa, y un básico de cualquier armario de invierno.
Lo mejor: La inspiración puritana, o cómo reinventar con nuevas estructuras, lo que se cree inventado.
La prenda: El abrigo hinchado. Recubrirse con un plumas que se desglosa como un pulpo. Una maravilla.
El complemento: La cadena de las gafas: un collar que cae y cuelga. Doble función.
Un cotilleo: La inspiración de Alessandro Michele, lo más comentado entre los periodistas.

Maison Margiela

El color: El verde militar. Que para eso el ejercito y lo militar es lo que inspira la colección.
Lo mejor: El diseñador. Galliano no deja indiferente. Sigue reinventando y en la locura transmite un mensaje. A veces la moda, más que ropa, son mensajes.
La prenda: Los vestidos ceñidos y disparatados. Una mezcla de clasicismo y modernidad. Juntando telas sale esto. Y logrado.
El complemento:La funda de brazos y manos. Una prenda mística que invita al recogimiento y al inmovilismo. Abriga y además concentra, pues el uso del móvil con ella es incompatible.
Un cotilleo: Lo reconocen algunos periodistas: van por John Galliano. La nostalgia con cualquier otro tiempo mejor hace que los desfiles de la firma estén llenos de esperanza y de editores fans de la obra de Galliano para Dior. John no solo diseña, también convoca.

GIVENCHY

El color: Los tonos tierra. Están presentes en casi todos los looks de la colección.
Lo mejor: Las incrustaciones de piel y el juego de texturas que ofrece. Muchos looks con detalles en piel. Solo apto para las más exquisitas.
La prenda: El vestido maxi estampado. El invierno también viene alegre y con fantasía.
El complemento: Los colgantes con forma circular. Cuelgan como monedas al aire. Y tienen su punto.
Un cotilleo: Ni una sola persona que estaba sentada viendo el desfile dejó de fotografiar cada look. El poder de las redes sociales. Dentro de poco tendrán que ponerlo en las invitaciones: obligatorio hacer fotos y videos (y colgarlos).

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply