Moda

Alber Elbaz y LANVIN – 14 años de amor en París

untitled-article-1441886845

Alber Elbaz durante el desfile de LANVIN Spring/summer 2016 en París.

Tras más de 14 años al frente de la histórica casa francesa Lanvin, Alber Elbaz ha puesto punto y final a una de las etapas más brillantes de la maison. Gracias a su entrada en el año 2001, la empresa resucitó del olvido y comenzó a ser rentable, obteniendo beneficios en el año 2007. Desde entonces, las colecciones del diseñador israelí han sido ampliamente alabadas por la crítica internacional de moda. Correcto, pero trasgresor, fiel custodio del legado de Jeanne Lanvin adaptado a los tiempos actuales, femenino y sobrio, Elbaz lleva años siendo uno de los reyes indiscutibles de la moda.

Su marcha ha provocado una rebelión en el taller de la firma francesa, ya que los 330 empleados han exigido a Madame Shaw-Lan Wang, principal accionista de la marca, que regrese urgentemente de Taiwán, donde vive, para dar explicaciones y enderezar la nueva situación a la que se enfrenta la firma. Mientras tanto, Alber Elbaz busca su próximo sitio, con la tranquilidad que le caracteriza, y con un premio más bajo el brazo del Fashion Group International’s Night of Stars en Nueva York y, actualmente, expone en la Maison Europeene de la Photographie, con una muestra titulada Alber Elbaz/Lanvin/Manifeste.

lanvinLANVIN

 Backstage del desfile otoño-invierno 2012-2013 de LANVIN. All images © But Sou Lai. Cortesía de Maison Européenne de la Photographie.

La luz tenue durante los desfiles de Lanvin era una de sus señas de identidad. La mujer oscura y con el negro como bandera, que se convirtió en el nuevo gótico, en el que se conjugaban feminidad y sofisticación. Una nueva imagen de modernidad que iba más allá de ese gótico chic, como tituló la prensa, sino que las siluetas lady heredadas de la fundadora de la casa eran mezcladas con tejidos novedosos, como el lúrex. Incluso fue más allá con el print floral negro: toda una declaración de intenciones.

El minimalismo también gustaba a Elbaz, que lo conjugaba con grandes joyas, incluso en los zapatos. Su corte tajante y rotundo en el patrón, sólo apto para un maestro, dio forma a nuevas siluetas que estaban llenas de fuerza. Lo que hizo de él, el creador de una femme fatale que dejaba la boca abierta tras sus desfiles, con diseños rotundos y sexys, a la vez que sofisticados. Una nueva versión del new look que era rompedora y conservadora a la vez.

Su colección para H&M también hizo historia. Su nombre no podía faltar al de los grandes creadores de moda, que se han sumado a estas colaboraciones de alta moda a precios bajos. Sus diseños de mujer y hombre se vendieron en pocas horas. La música fue otra de sus obsesiones, protagonista de la campaña de 2012, en la que bailaban reggaeton aguantando la risa junto a Karen Elson y Raquel Zimmermann.

https://www.youtube.com/watch?v=7KyG0xKTDJs

Los años de Alber Elbaz en Lanvin han dado para mucho. Tanto, que para una gran cantidad de periodistas del fashion system, Elbaz era un caso aislado de novedades.

❝Presenta tantas innovaciones en uno de sus desfiles como un solo diseñador en toda una carrera❞, sostenía la periodista Eugenia de la Torriente en su último desfile de septiembre durante la semana de la moda de París.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply